fbpx

TRATAMIENTOS DENTALES

Implantes dentales

Sonríe con nuestros Implantes dentales

La implantología se encarga de recuperar la estética y la funcionalidad que perdemos cuando nos faltan piezas dentales. Esto se consigue gracias a pequeños tornillos de titanio que se implantan en el hueso, sobre los que finalmente se colocan coronas para reemplazar las piezas perdidas.

IMPORTANTE

Contacta para informarte sobre nuestros implantes dentales

Preguntas frecuentes sobre Implantología Dental

La implantología se ocupa de colocar y cuidar los implantes dentales. Estos son unos pequeños tornillos de material biocompatible —titanio, por lo normal— que sustituyen a las raíces naturales de los dientes faltantes. A diferencia de otros postizos y prótesis, los implantes van atornillados al hueso del paciente, consiguiendo una fijación perfecta. Combinando implante y corona podemos rehabilitar desde piezas sueltas a dentaduras completas, ayudando al paciente a recuperar su sonrisa y su habilidad para hablar, comer o reír sin complejos.
Una de las primeras dudas que nos asaltan cuando pensamos en la implantología dental es el precio; gracias a ciertas campañas publicitarias, este tipo de preguntas cada vez es más común. Sin embargo, lo común de la pregunta no asegura la simpleza de la respuesta: todo depende de factores como los materiales de lo que están hechos y la calidad de los mismos; los precios muy bajos indican materiales de baja calidad, lo que afecta a la duración del implante.

La colocación de un implante dental se lleva a cabo en una consulta odontológica, de forma ambulatoria; no requiere de ingreso, y se realiza con anestesia local. En algunos casos se utiliza sedación, para calmar ansiedades y nervios del paciente.
La colocación del implante se realiza en tres fases.

  • Cirugía. En esta fase se introduce el implante en el hueso maxilar, dejándolo enterrado en la encía. Con este enterramiento evitaremos infecciones mientras se integra con el hueso.
  • Osteointegración.
    Con una incisión microscópica comprobamos que el implante ha acabado integrado de manera correcta. De ser así, conectaremos el pilar transepitelial, que queda visible sobre la encía y nos ofrece un sitio donde colocar las coronas.
  • Fabricación y colocación.
    En esta fase, la última, fabricamos y colocamos los dientes sobre los implantes ya osteointegrados.

Una de las preguntas más comunes es el límite de implantes que se podrían colocar en una sola cirugía.

Para desarrollar este tipo de cirugías de manera exitosa, debemos comenzar por un buen diagnóstico. Con este determinamos la cantidad de implantes que el paciente necesita; esto dependerá de las piezas a reemplazar, de su cercanía entre sí, etcétera. Todo paciente es único, y nadie reacciona de la misma manera a los tratamientos o la convalecencia.

Los factores a tener en cuenta a la hora de la cirugía son los siguientes:

  • La morfología mandibular del paciente.
  • La cantidad de hueso restante.
  • La clase esquelética
  • La cantidad de calcio disponible
  • El tipo de dentadura.

Por lo general, el hueso maxilar puede soportar de cuatro a ocho implantes. Como podrás imaginar, cuantos más implantes haya que colocar, la intervención aumentará en complejidad y delicadeza.

También se puede reemplazar la dentadura completa de un paciente edéntulo, aunque en estos casos es aconsejable tener un cuidado extremo para evitar problemas a largo plazo.

Existen cuatro tipos de implantes, los subperiósticos, los pterigoideos, los cigomáticos y los endoóseos.

Implantes subperiósticos

Estos implantes constan de una estructura metálica colocada sobre el hueso de la mandíbula y por debajo del tejido de la encía. Tienen unos postes que sobresalen de la encía donde se atornillan las coronas. Este implante sólo se utiliza en casos especiales, donde el paciente no tiene la suficiente altura ósea para los implantes osteointegrados.

Implantes pterigoideos

Se utilizan como alternativa al injerto óseo en casos donde la cantidad de hueso no es suficiente, y se enclavan en las apófisis pterigoides, en el maxilar superior.

Implantes cigomáticos

Miden entre 30mm y 52cm, y están roscados y fijados sobre el hueso del pómulo. Sólo se utilizan cuando no existe suficiente hueso alveolar en el maxilar.

Implantes endoóseos

Este tipo de implantes son los más comunes, y se colocan dentro del hueso maxilar o el mandibular, de forma quirúrgica. Están hechos de titanio u otro material biocompatible, por lo que se integra con el hueso.

Que sean “artificiales” no quiere decir que no necesiten de un cuidado minucioso, más bien al contrario; los implantes hay que limpiarlos y cuidarlos con mimo para evitar infecciones periimplantarias, enfermedades de la encía y otras posibles causas de pérdida dentaria.

La mayoría de estos problemas se producen por la acumulación de placa bacteriana en la encía que rodea al implante; lo más efectivo es el cepillado tres veces al día, aunque no es suficiente. Lo ideal es cepillado, la utilización de cepillos interdentales y un colutorio adecuado.

¿Qué tipo de cepillo dental es más recomendable?

Lo mejor es un cepillo de cerdas suaves, tanto manual como eléctrico, a cambiar cada tres meses o al salir de alguna enfermedad contagiosa.

Las complicaciones más graves son las relacionadas con los implantes penetrando en las cavidades nasales y senos maxilares, así como parestesia en los nervios adyacentes.

Implantes con movilidad

El implantólogo se equivoca a la hora de identificar las propiedades del alveolo o la anatomía adyacente, lo que puede provocar inestabilidad implantaria e imposibilidad de osteointegración.

Movilidad de la corona

En esta situación nos encontramos con las siguientes posibles causas.

  • El tornillo que une corona e implante se ha aflojado, es la razón más común y más fácil de solucionar.
  • Rotura del tornillo. Se soluciona cambiando el tornillo, aunque no es habitual que suceda.
  • La corona se ha despegado; se soluciona volviendo a cementarla.
Movilidad del implante

El implante no se ha osteointegrado como debería. En este caso, la única solución es quitarlo y colocar uno nuevo si es posible.

Dentro de esta posibilidad nos encontramos con los siguientes orígenes:

El tornillo que une corona e implante se ha aflojado. Ésta es una de las razones principales, y se soluciona con facilidad.

Se rompió el tornillo. Es un caso similar al anterior y se soluciona cambiándolo. No es habitual que suceda.

Se despegó la corona. Se soluciona volviendo a cementarla.

Movilidad del implante

El implante no se ha osteointegrado correctamente. En este caso no hay otra solución que su remoción y la colocación de uno nuevo si es posible.

Implantes dentales infectados

La boca, el lugar donde están situados los implantes, está llena de bacterias aún en perfecto estado de salud. Además, al ser artificiales, los implantes carecen de vasos sanguíneos o ligamento periodontal, al contrario que los naturales.

Por estas razones, los implantes dentales requieren del mismo cuidado que los naturales, porque sin una higiene dental adecuada, esto puede provocar una enfermedad periimplantaria como la mucositis o la periimplantitis.

Mucositis

Esta es una reacción inflamatoria que afecta a la encía que rodea al implante. En el caso de los dientes naturales, se conoce como gingivitis.

Periimplantitis

En este caso también se ha perdido parte del hueso que sostiene el implante; es la periodontitis del implante.

Rechazo de los implantes

Al ser un material completamente biocompatible, el rechazo de implantes dentales no es exactamente un rechazo, sino una mala cicatrización alrededor del mismo.

Tras terminar el implante, se requieren unos meses de cicatrización y osteointegración antes de instalar la corona definitiva.

Cuando ocurre el rechazo del implante es porque se ha formado un tejido celular entre el hueso y el titanio, impidiendo la osteocicatrización.

Si esto ocurre se deberá retirar el implante y eliminar todo ese tejido fibroso. Luego, tras esperar unos meses, se podrá colocar un nuevo implante, la mayor parte de las veces con resultado satisfactorio.

Todos nuestros tratamientos Dentales

En nuestra clínica dental en Don Benito contamos con una amplia gama de tratamientos dentales para mejorar la salud de nuestros pacientes. Si a esto le sumamos nuestro equipo médico y  profesionales altamente cualificados en el sector odontológico, nos permite trabajar con lo último en tecnología y ofrecer tratamientos con una gran garantía de éxito.  

Para que tu y tu familia tengas una excelente salud dental, disponemos de tratamientos como odontología general, endodoncia, implantes dentales, ortodoncia convencional, ortodoncia invisible, periodoncia, prótesis dentales , odontología estética y blanqueamiento dental 

implantes-dentales-merida

Implantes dentales

La implantología se encarga de recuperar la estética y la funcionalidad que perdemos cuando nos faltan piezas dentales.

ortodoncia-invisible-invisalign-merida

Ortodoncia invisible Invisalign

Una sonrisa bonita y sana nos da atractivo, seguridad y confianza en nosotros mismos y nuestra imagen, e Invisalign nos ayuda a conseguirla.

endodoncia-merida

Endodoncia

Éste es uno de los tratamientos más utilizados en Odontología y tiene como finalidad salvar una pieza dental

estetica-dental-merida

Estética dental

Carillas dentales, blanqueamiento de dientes, gingivectomía... Distintos tratamientos de estética para mejorar la belleza de tu sonrisa.

tratamiento-de-la-periodoncia-merida

Tratamiento de la periodoncia

La enfermedad periodontal se manifiesta como una gingivitis o periodontitis, donde ocurre la destrucción del hueso. Si no es tratado a tiempo puede ocasionar la pérdida de los dientes.

protesis-dentales-merida

Prótesis dentales

Reemplazar las piezas dentales ausentes mejora la apariencia personal y contribuye a una mejor calidad de vida.

tratamiento-bruxismo-merida

Tratamiento del bruxismo

El Bruxismo es un hábito difícil de controlar que incita a apretar o rechinar los dientes para descargar tensión de forma inconsciente, incluso mientras dormimos.

tratamiento-de-la-caries-merida

Tratamiento de la caries

El tratamiento de la caries como enfermedad infecciosa consta de dos partes fundamentales. La primera consiste en la eliminación del agente infeccioso y tejidos dentarios afectados. La segunda parte consiste en la restauración o rehabilitación del diente.

sensibilidad-dental-merida

Sensibilidad dental

La sensibilidad dental es un dolor dental intenso y agudo que afecta a 1 de cada 7 personas de la población.

Nuestras clínicas

Clinica Dental Augusta Merida
Avda. Reina Sofía, 34 Blq.4 Local 1
06800 – Mérida

 +34 924 31 20 67
 dental@clinicaugusta.es

Clinica Dental Augusta Don Benito
C/Ayala Nº4 Junto a la plaza Roja
06400- Don Benito

 +34 924 95 55 96
dental@clinicaugusta.es

Clinica Dental Augusta lazarza 1
C/Cantarranas, 30 -Bajo Junto a la ermita
06830- La Zarza

 +34 924 36 70 12
dental@clinicaugusta.es

Abrir chat