Tratamiendo de Periodoncia

La periodoncia es una especialidad odontológica que estudia la prevención, diagnóstico y tratamiento de las enfermedades y condiciones que afectan los tejidos que dan soporte a los dientes (encía, ligamento periodontal, cemento radicular y hueso alveolar) y a los substitutos implantados, para el mantenimiento de la salud, función y estética de los dientes y sus tejidos adyacentes.

Las principales enfermedades periodontales que afectan a una dentición son la periodontitis y gingivitis.

La enfermedad periodontal se manifiesta como una gingivitis (inflamación y sangrado de la encía sin afectar el hueso) o periodontitis, donde ocurre la destrucción del hueso que soporta el diente. Si no es tratado a tiempo puede ocasionar la pérdida de los dientes.

Un tratamiento periodontal consiste desde la corrección de la técnica de higiene para el control de la placa bacteriana, hasta la eliminación de los factores desencadenantes de la misma (cálculos dentarios o sarro y bolsas periodontales).

ortodoncia fija

La sensibilidad dental es un dolor dental intenso y agudo que afecta a 1 de cada 7 personas de la población. Ésta aparece cuando se expone la dentina (tejido del interior del diente) a la cavidad bucal. La dentina puede ser expuesta por múltiples razones, pero las más frecuentes son: la periodontitis, que produce la pérdida de la encía que rodea el diente exponiendo la raíz de la pieza dentaria, la fractura dental, el bruxismo o apretamiento dental, la caries y las anomalías anatómicas de la superficie dental.

Periodoncia

• Corregir hábitos dietéticos, mediante la supresión de bebidas ácidas, dulces o frías/calientes hasta que se corrija la sensibilidad dental.
• Enseñanza de técnicas de cepillado dental especialmente dirigidas a eliminar la sensibilidad dental.
• Prescripción de medicamentos diseñados para la reducción de la sensibilidad dental, tales como pastas dentífricas, geles o colutorios especializados.
• Aplicación de productos profesionales (fluoruros, etc.…)
• Tratamiento de la periodontitis, con el objetivo de estabilizar la pérdida de encía.
• Tratamiento del bruxismo mediante una férula oclusal o la eliminación de los contactos dentales traumáticos.
• Tratamiento de la caries o la fractura dental.