Es la eliminación del tejido pulpar( el nervio) cuando se encuentra en estado de infección aguda causando dolores fuertes o necrosado por múltiples factores ( caries profunda , fractura , …etc

Éste es uno de los tratamientos más utilizados en Odontología y tiene como finalidad salvar una pieza dental

Limpiar los conductos radiculares: bacterias, tejido necrótico, dentina afectada, etc. con el fin de dejar el conducto lo más aséptico posible, Para luego proceder a su obturación  radicular con materiales biocompatibles y antibacterianos de forma hermética.